Mensaje de error

  • Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en hl_spec() (línea 379 de /soporte2/home/opi/public_html/sites/all/modules/contrib/htmLawed/htmLawed/htmLawed.php).
  • Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en hl_spec() (línea 379 de /soporte2/home/opi/public_html/sites/all/modules/contrib/htmLawed/htmLawed/htmLawed.php).

Accionar del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (julio-agosto 2016)

En los meses de julio y agosto el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas realizó 37 sesiones en las que estudió más de una veintena de temas, entre los que sobresalen –por el número de sesiones efectuadas- los casos en Oriente Medio (incluida Palestina) y en Sudán y Sudán del Sur. Le siguieron de lejos los asuntos relativos a la República Centroafricana, Somalia e Iraq. En conjunto para estos tópicos se llevaron a cabo 15 reuniones y se adoptaron 6 resoluciones (gráfico 1). En términos generales, la agenda programática del Consejo no mostró variaciones importantes en relación a lo reportado en los meses previos, tampoco en torno a las decisiones y acciones que durante el año se tomaron para las diferentes temáticas.

Gráfico 1

Sesiones y resoluciones del Consejo de Seguridad, por tema

Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas, 2016. 

En relación a la situación en Oriente Medio, el Consejo en su resolución 2305 (2016), instó a los Estados a mantener el apoyo internacional a las Fuerzas Armadas Libanesas con arreglo al plan general de desarrollo de la capacidad de esas Fuerzas Armadas, así como en el marco del Grupo Internacional de Apoyo al Líbano, mediante asistencia adicional y acelerada en los ámbitos en que las Fuerzas Armadas Libanesas tienen una necesidad más imperiosa de apoyo, como la lucha contra el terrorismo y la protección de las fronteras.

Paralelamente, se instó al Gobierno de Israel para que acelere la retirada de su ejército del norte de Al-Gayar sin más demora y en coordinación con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL). A su vez se hizo énfasis en la importancia y la necesidad de lograr una paz amplia, justa y duradera en el Oriente Medio. Por lo que, entre otras cosas, se exhortó a todos los Estados para que apoyen y respeten plenamente el establecimiento, entre la Línea Azul y el río Litani, de una zona libre de todo personal armado, activos y armas que no pertenezcan al Gobierno del Líbano o la FPNUL. En tal sentido, se acordó prorrogar el mandato actual de la FPNUL hasta el 31 de agosto de 2017.

Por su parte, la Presidencia del Consejo, mediante la declaración S/PRST/2016/10 hizo un llamado a los dirigentes libaneses a que se adhieran a la Constitución y al Pacto Nacional del Líbano, y exhortó a todas las partes a que actúen de manera responsable y pongan la estabilidad y los intereses nacionales del Líbano por encima de la política partidista. Al mismo tiempo, condenó los actos de terrorismo en el territorio libanés, y encomió a las fuerzas armadas y de seguridad del Líbano por su dedicación y por la función esencial que desempeñan en la prevención y la lucha contra el terrorismo en el Líbano.

Por último, se hizo énfasis en que la elección de un presidente, la formación de un gobierno de unidad y la elección de un parlamento antes de mayo de 2017 son fundamentales para la estabilidad del Líbano y para fortalecer su resiliencia ante los desafíos regionales.

En lo que concierne a Sudán y Sudán del Sur, los miembros del Consejo –a través de las resoluciones S/RES/2302 (2016) y S/RES/2304 (2016)- hicieron un llamado a todas las partes, involucradas en el conflicto, a poner fin a los combates en todo Sudán del Sur. De este modo, se exigió al Gobierno de Transición de Unidad Nacional de Sudán del Sur que cumpla con las obligaciones establecidas en el Acuerdo sobre el Estatuto de las Fuerzas entre el Gobierno de Sudán del Sur y las Naciones Unidas, y que deje de obstruir la ejecución del mandato de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS, por su sigla en inglés). Asimismo, se decidió prorrogar el mandato de la UNMISS, establecido en la resolución 2252 (2015) hasta el 12 de agosto de 2016 (cuadro 1) y aumentar la dotación de sus fuerzas hasta un máximo de 17.000 efectivos militares, 4.000 de ellos para la fuerza regional de protección.

Cuadro 1

Prórrogas a los mandatos de las misiones de asistencia de las Naciones Unidas

Misión Prórroga
Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS) Hasta el 12 de agosto de 2016
Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) Hasta el 31 de agosto de 2017
Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Iraq (UNAMI) Hasta el 31 de julio de 2017
Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana Hasta el 15 de noviembre de 2017

Fuente: Elaboración propia con datos del Consejo de Seguridad, 2016.

Además, se solicitó al Secretario General que tome todas las disposiciones adecuadas y, en consulta con los países que aportan contingentes y fuerzas de policía, determine opciones, incluida la petición de apoyo a los Estados Miembros, para reforzar la seguridad del personal de la UNMISS, a fin de que la Misión pueda ejecutar eficazmente su mandato en un entorno de seguridad complejo. También se recalcó que los envíos de armamentos en contravención de la presente resolución generan el riesgo de alimentar los conflictos y contribuir a una mayor inestabilidad; entre otras cuestiones.

Cabe agregar que, como parte de las medidas contempladas en la resolución S/RES/2304 (2016), el Consejo solicitó a la Comisión Mixta de Vigilancia y Evaluación (CMVE), la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), el Mecanismo de Vigilancia del Alto el Fuego y los Arreglos Transitorios de Seguridad, la UNMISS y las partes en el Acuerdo a que convoquen un taller sobre el alto al fuego permanente y los arreglos transitorios de seguridad en Yuba para determinar, a más tardar el 31 de agosto de 2016, el número máximo, el tipo y el armamento de las fuerzas de seguridad que habrán de permanecer en Yuba.

En resumen, el Consejo de Seguridad aprobó un total de nueve resoluciones, siete en julio y dos en el mes de agosto, las cuales fueron:

  • S/RES/2297 (2016): La situación en Somalia
  • S/RES/2298 (2016): La situación en Libia
  • S/RES/2299 (2016): La situación relativa al Iraq
  • S/RES/2300 (2016): La situación en Chipre
  • S/RES/2301 (2016): La situación en República Centroafricana
  • S/RES/2302 (2016): Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/RES/2303 (2016): La situación en Burundi
  • S/RES/2304 (2016): Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/RES/2305 (2016): La situación en el Oriente Medio

En total se aprobaron cuatro declaraciones:

  • S/PRST/2016/10: La situación en el Oriente Medio
  • S/PRST/2016/11: Consolidación de la paz en África Occidental
  • S/PRST/2016/12: La consolidación y el sostenimiento de la paz
  • S/PRST/2016/13: La situación en Somalia

En cuanto al tipo de sesión, un 43,2% fueron informativas, un 29,7% de adopción, un 13,5% -en cada caso- de debate y privadas. En lo que concierne a la adopción de medidas, en el 51,4% de las reuniones no se tomaron acciones de ningún tipo (cuadro 2). Es decir, no se presentaron proyectos de resolución ni declaraciones por parte de la presidencia.  

Cuadro 2

Tipo de sesión y productos, julio-agosto, 2016

Tipo de Sesión Julio Agosto Producto Julio Agosto
Adopción 8 3 Comunicado 3 2
Debate 3 2 Declaración 3 1
Información 9 7 Resolución 7 2
Privada 3 2 Sin acción 10 9

Fuente: Elaboración propia con datos del Consejo de Seguridad, 2016.

Principales temas de debate

El programa de trabajo del Consejo de Seguridad incluyó, para los meses de julio y agosto, cinco temas para debate, a saber: i) la situación en el Oriente Medio incluida la cuestión en Palestina; ii) la aplicación de la nota del Presidente del Consejo de Seguridad (S/2010/507); iii) la consolidación y el sostenimiento de la paz, iv) los niños y los conflictos armados y v) la no proliferación de armas de destrucción en masa. Cabe mencionar que para ninguno de estos temas se adoptaron medidas.

A continuación, se presenta una síntesis de las intervenciones, tanto de los cinco miembros permanentes del Consejo, como de los dos países latinoamericanos que integran este órgano como miembros no permanentes (Uruguay y Venezuela) en representación del Grupo de América Latina y el Caribe (GRULAC), en dos de los temas que fueron motivo de debate.

Los niños y los conflictos armados

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad externaron, una vez más, su preocupación ante la constante ola de violencia de la que son víctimas los y las niñas en los conflictos armados. En tal sentido, se hizo un llamado a la comunidad internacional para, entre otras cosas, investigar con rapidez, profundidad y transparencia todas las denuncias de violaciones de los derechos de los niños cometidas por fuerzas de mantenimiento de la paz. Al mismo tiempo, se hizo énfasis en la importancia de desplegar, en el marco de las Naciones Unidas, asesores de protección de menores para identificar y prevenir violaciones de los derechos y para que la protección de los menores esté completamente integrada en la planificación estratégica de las operaciones de mantenimiento de la paz. Adicionalmente se reconoce como una acción fundamental avanzar en la diversificación del trabajo a nivel político

Complementariamente, se recalcó, por un lado, que la medición de los progresos en la protección de los niños debe basarse principalmente en una evaluación objetiva de la situación sobre el terreno, en lugar de guiarse por las estadísticas incluidas en los planes de acción.  Y por otro, que se debe aumentar la cooperación para reducir el número de incidentes en los que se explota a los y las niñas, intensificar los procesos de identificación, repatriación y protección de los y las niñas víctimas de la trata, y proteger los derechos e intereses legítimos de los y las niñas.

Por su parte, los países latinoamericanos (bajo la representación de Uruguay y Venezuela) recalcaron que las acciones colectivas, así como aquellas que se desarrollen en el marco de las Naciones Unidas deben ser complementarias a la responsabilidad de los Estados de origen, tránsito y destino de asegurar la protección de los y las niñas desplazadas, y garantizar especialmente su acceso a la asistencia médica y a la educación.

Paralelamente, se recordó que en los casos que corresponda los perpetradores de violaciones a los y las niñas, deben ser remitidos a la Corte Penal Internacional, puesto que en el Estatuto de Roma se tipifican como crímenes de guerra aquellos que entrañan violencia sexual y el reclutamiento o alistamiento de menores de 15 años o su utilización para participar activamente en las hostilidades de los conflictos armados.

No proliferación de armas de destrucción en masa

En el marco del debate “No proliferación de armas de destrucción en masa” los Estados hicieron un llamado a trabajar en la construcción de un panorama de seguridad imparcial y justa, basada en contribuciones conjuntas y beneficios compartidos. Para lo cual, reconocieron, es necesario adoptar un nuevo concepto de seguridad sostenible común, integrada y colaborativa, y reforzar la cooperación internacional y regional, eliminando así los factores que impulsan la proliferación.

Por otro lado, se manifestó que es necesario un análisis de cómo se está aplicando la resolución 1540 (2004), como componente de la estructura mundial de no proliferación, en particular mediante la evaluación de todas las regiones y sectores. Puesto que, si bien esta brinda la oportunidad de fortalecer la seguridad colectiva, prevenir mejor los riesgos de la proliferación de las armas de destrucción en masa y de sus sistemas vectores y aumentar la protección de los materiales y los bienes más sensibles, a la luz de los retos nuevos y emergentes, incluidas las amenazas terroristas y los avances tecnológicos, como la impresión tridimensional y los drones, su operacionalización debe ser más eficaz.

Cabe mencionar que los representantes de la Federación Rusa expusieron su propuesta para elaborar una convención internacional contra los atentados terroristas con armas químicas y biológicas; donde figuren disposiciones relativas a la penalización de los actos que entren dentro de su ámbito, la determinación de las jurisdicciones, la definición del nivel adecuado de respuesta judicial y la aplicación de la obligación de extraditar o juzgar.

La posición de los países latinoamericanos no se alejó de los planteamientos hechos por los miembros permanentes. En tal sentido, Uruguay hizo énfasis en que la mejor herramienta preventiva de la que se dispone (contra la proliferación de armas nucleares, químicas y biológicas) es la resolución 1540 (2004). Por tanto, señaló la necesidad de avanzar en el proceso de revisión global de la resolución que viene realizando el Comité del Consejo de Seguridad, bajo el liderazgo de España.

Venezuela destacó que como parte de las acciones es fundamental desarrollar una hoja de ruta para el desarme nuclear que sea verificable e irreversible en el marco de fechas preestablecidas. Adicionalmente, señaló que, para avanzar en la eliminación total y completa de las armas nucleares, se requiere del compromiso de todos por igual, incluyendo a aquellos países que se encuentran fuera del régimen del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Recuadro 1

Costa Rica aboga por la transparencia y el desarme nuclear 

En el cuarto bimestre de 2016, los representantes costarricenses ante la ONU, asistieron a dos de los debates que se llevaron a cabo durante este período en el marco del Consejo de Seguridad. En el primero de ellos, relativo al tema “Aplicación de la nota del Presidente del Consejo de Seguridad (S/2010/507)”, el país hizo énfasis en la transparencia y la rendición de cuentas demostrada por quienes son representantes en las diferentes organizaciones. Aunado a lo anterior, se hizo mención de algunos aspectos en los cuales el Consejo ha avanzado, como la documentación, el proceso de elección para la Secretaría General, o la realización de más debates públicos. No obstante, se enfatizó en la importancia de realizar una reforma a los métodos de trabajo del Consejo, lo cual contribuiría a eliminar los obstáculos que dificultan que este cumpla a cabalidad lo establecido por la Carta de las Naciones Unidas.

En su segunda intervención, referente a la “No proliferación de armas de destrucción en masa”, Costa Rica manifestó su compromiso con “el sistema jurídico internacional y su confianza en que el desarme global y la no proliferación de las armas de destrucción en masa deben lograrse por medio del diálogo y la negociación de instrumentos jurídicos”. En tal sentido, se hizo hincapié en la importancia de avanzar en aspectos como la prohibición de ensayos nucleares, la prohibición a la producción de material fisionable, la reducción de arsenales y la verificación de los mismos. Así como en redoblar esfuerzos para impedir que grupos terroristas adquieran cualquier tipo de armas de destrucción en masa y que se controle la exportación e importación de material, equipo y tecnología para desarrollarlas. Por último, se señaló que “el sistema multilateral y el derecho internacional son (nuestros) únicos instrumentos de defensa”.

Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas, 2016.

Referencias

Consejo de Seguridad. 2016.Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Sitio oficial, en http://www.un.org/es/sc/. Washington: Organización de las Naciones Unidas.

ONU. 2016a. Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación. Sitio oficial, en http://www.un.org/es/peacekeeping/missions/undof/. Washington: Organización de las Naciones Unidas.

ONU. 2016b. Fuerza Provisional de Seguridad de las Naciones Unidas para Abyei. Sitio oficial, en http://www.un.org/es/peacekeeping/missions/unisfa/. Washington: Organización de las Naciones Unidas.

ONU. 2016c. Organización de las Naciones Unidas. Sitio oficial, en http://www.un.org/spanish/terrorism/index.shtml. Washington: Organización de las Naciones Unidas.