Consejo de Seguridad ONU

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas “tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales” (Consejo de Seguridad, 2018). Es por ello que, entre otras acciones, se reúne periódicamente (según se estipula en el artículo 1 del Reglamento Provisional de este órgano) para dar seguimiento aquellos asuntos o controversias que –de acuerdo con los propósitos y principios de las Naciones Unidas- amenazan la estabilidad internacional, y que por tanto, en algunos casos requieren ser investigados, y en otros demanda la adopción de medidas que contribuyan a una adecuada gestión.

En este marco, durante el primer bimestre del año, y en concordancia con su programa de trabajo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró 44 sesiones de las cuales el 68% fueron de tipo informativo, y en el 73% no se tomó ningún tipo de acción. Es decir, no se adoptaron medidas ni sanciones. Para este período, destacan como los temas más vistos la situación en Oriente Medio (incluida Palestina) y la cuestión en Sudán y Sudán del Sur. Asimismo, el veto de la Federación Rusa al proyecto de resolución S/2018/156, presentado por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, y relativo al Yemen. En esta ocasión la presidencia del Consejo la ocuparon Kazajistán y Kuwait, en enero y febrero, respectivamente. 

En el bimestre noviembre-diciembre el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas celebró setenta sesiones, en las cuales trató más de dos decenas de temas, entre los que destacan la situación en Oriente Medio (incluida Palestina), la cuestión en Sudán y Sudán del Sur y el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. En conjunto para estos tres asuntos se efectuaron 25 sesiones (35,7% del total). Del total de reuniones realizadas un 48,6% fueron informativas y en el 64,3% no se tomaron acciones. Cabe destacar que en este período se registraron cuatro vetos en relación a la situación en Oriente Medio. En esta ocasión la Presidencia del Consejo la ocuparon la República de Italia y el Estado de Japón en noviembre y diciembre, respectivamente. 

 

En el bimestre setiembre-octubre el Consejo de Seguridad celebró 44 sesiones, de las cuales un 56,8% fueron de tipo informativo. En el 65,9% de estas no se adoptaron decisiones o tomaron acciones. Entre los temas más vistos sobresale la situación en Oriente Medio y la cuestión en Sudán y Sudán del Sur. En relación al primero, destaca el veto de la Federación Rusa y el voto en contra del Estado Plurinacional de Bolivia al proyecto de resolución S/2017/884, relativa a la República Árabe Siria. En esta ocasión, la Presidencia del Consejo la ocuparon la República Democrática Federal de Etiopía y la República Francesa en setiembre y octubre, respectivamente. 

En los meses de julio y agosto, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró 45 sesiones (un 29% menos que en el período anterior) y atendió 29 temas. Del total de sesiones efectuadas el 46,7% fueron informativas, el 35,6% de adopción, el 13,3% de debate y el 4,4% privadas. Entre los temas más vistos sobresalen dos: la situación en la República Popular Democrática de Corea y las amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por actos terroristas. Si bien ninguna de estas temáticas es nueva, las mismas han tomado dimensiones que las posicionan como prioritarias en la agenda de este órgano. En esta ocasión la Presidencia del Consejo la ocuparon la República Popular China y la República Árabe de Egipto en julio y agosto, respectivamente. 

En el bimestre mayo-junio, el Consejo de Seguridad celebró 63 sesiones (un57,5% más que las reportadas para el período anterior). Del total el 60% fueron informativas, el 27% de adopción, el 8% de debate y el 5% restante privadas. Se aprobaron, por unanimidad, catorce resoluciones (seis más que las registradas en los meses previos) y se adoptaron tres declaraciones de la Presidencia. Entre los temas más vistos sobresalen: la situación en Oriente Medio, Sudán y Sudán del Sur y la cuestión en Libia. Para estos tres temas se aprobaron seis resoluciones (un 42,8% del total).En esta ocasión la presidencia del Consejo la ocuparon la República de Uruguay y el Estado Plurinacional de Bolivia, en mayo y junio, respectivamente. Cabe señalar que en este tiempono hubo vetos por parte de los cinco miembros permanentes a ninguno de los proyectos de resolución propuestos. 

En el bimestre marzo-abril el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas celebró cuarenta sesiones, en las que, entre otros temas, trató la situación en Oriente Medio, la no proliferación (el caso de la República Popular de Corea) y la cuestión en Haití. Es importante mencionar que, pese al número de asuntos que atendió el Consejo, en el 65% de los casos no se tomó ningún tipo de acción o decisión por parte de los quince Estados que conforman este órgano. En tal sentido, cabe señalar que en este período se aprobaron ocho resoluciones entre las que destaca la S/RES/2345 (2017) relativa a la No proliferación - República Popular Democrática de Corea. También se registró el veto, por parte de la Federación Rusa, al proyecto de resolución S/2017/315 concerniente a Siria. En esta ocasión la presidencia del Consejo la ocuparon Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y los Estados Unidos de América, en marzo y abril, respectivamente. 

En el primer bimestre de 2017, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró 38 sesiones en las que trató más de una veintena de asuntos relacionados con la paz y la seguridad internacionales. En esta ocasión, los miembros del Consejo aprobaron siete resoluciones y adoptaron tres declaraciones. Cabe destacar el veto por parte de la Federación Rusa y la República Popular China al proyecto de resolución S/2017/172, relativo a la situación en Oriente Medio, y más específicamente al uso de armas químicas en Siria. En este período iniciaron su gestión como miembros no permanentes del Consejo: Egipto, Japón, Senegal, Ucrania y Uruguay. Este último en sustitución de la República Bolivariana de Venezuela. La presidencia del Consejo la ocuparon Suecia y Ucrania, en enero y febrero, respectivamente. 

En el período bajo estudio, el Consejo de Seguridad celebró 58 sesiones, de las cuales un 45% fueron informativas, un 38% de adopción, un 12% de debate y un 5% privadas. En cuanto a la adopción de medidas, es importante mencionar que en el 45% de las deliberaciones no se tomaron acciones al respecto. No obstante, destaca la aprobación de la resolución 2334 (2016) en la que se exige a Israel poner fin de inmediato, y por completo, a todas las actividades de asentamiento en el territorio Palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental. En esta ocasión la Presidencia del Consejo la ejercieron Senegal y España, en noviembre y diciembre, respectivamente. 

En los meses de setiembre y octubre el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebró 32 sesiones, de las cuales un 50% fueron informativas, un 25% de adopción, un 16% de debate y un 9% privadas. En esta ocasión, se estudiaron veinte temas entre los que sobresalen –una vez más- aquellos asuntos relativos al continente africano (35%) y las amenazas a la paz y la seguridad internacional (50%). En el bimestre bajo estudio destacan: a) la elección del señor Antonio Guterres, como nuevo Secretario General de la Organización de Naciones Unidas y b) el veto de la Federación Rusa al proyecto de resolución S/2016/846 relativo a la situación en Siria. En este período, la Presidencia del Consejo recayó sobre Nueva Zelanda y la Federación Rusa, en setiembre y octubre, respectivamente.

En los meses de julio y agosto el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró 37 sesiones (un 18% menos que el bimestre anterior), en las que estudió más de una veintena de temas. De los cuáles el 50% correspondió asuntos relativos a África, un 21% a temas generales y un 12,5% -en cada caso- a Europa y Oriente Medio (el 4% restante correspondió al Asia). En esta ocasión, los miembros del Consejo aprobaron 9 resoluciones, adoptaron 5 comunicados y 4 declaraciones. En el bimestre bajo estudio, la Presidencia de este órgano recayó sobre los Estados de Japón, en julio, y Malasia, en agosto.

Páginas