Mensaje de error

  • Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en hl_spec() (línea 379 de /soporte2/home/opi/public_html/sites/all/modules/contrib/htmLawed/htmLawed/htmLawed.php).
  • Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en hl_spec() (línea 379 de /soporte2/home/opi/public_html/sites/all/modules/contrib/htmLawed/htmLawed/htmLawed.php).

Accionar del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (marzo-abril 2016)

Accionar del Consejo

En el segundo bimestre del año el Consejo de Seguridad celebró un total de 49 sesiones (diez más que las registradas en enero y febrero). En esta ocasión, los temas más vistos fueron: la cuestión de Medio Oriente; la situación en Sudán y Sudán del Sur y lo concerniente a la realidad en Libia. En conjunto para estos tres asuntos se efectuaron 17 sesiones (35,7% del total) y se aprobaron dos resoluciones (gráfico 1).

Gráfico 1

Sesiones y resoluciones, por tema

 

Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas, 2016.

En cuanto a la situación en Oriente Medio, el Consejo, mediante la declaración S/PRST/2016/5, acogió con beneplácito el cese de las hostilidades a nivel nacional en el Yemen, a partir del 10 de abril de 2016, y el inicio de las conversaciones de paz entre las partes yemeníes. Al tiempo que reconoció la importancia del establecimiento de un Comité para la Reducción de las Tensiones y la Coordinación en Kuwait destinado a reforzar la adhesión al cese de las hostilidades en todo el país.

Por otro lado, el Consejo expresó su preocupación ante la intensificación de los atentados terroristas, en particular perpetrados por Al Qaida en la Península Arábiga y el Estado Islámico en el Iraq y el Levante (también conocido como Daesh). En tal sentido, alentó a las partes yemeníes a evitar vacíos de seguridad que puedan ser aprovechados por los terroristas u otros grupos violentos.

Por último, se exhortó a todas las partes yemeníes a elaborar una hoja de ruta para la aplicación de medidas de seguridad provisionales, especialmente a nivel local, la retirada de las fuerzas, la entrega de armas pesadas, el restablecimiento de las instituciones del Estado y la reanudación del diálogo político en consonancia con las decisiones pertinentes del Consejo de Seguridad, la Iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y su Mecanismo de Aplicación y los resultados de la Conferencia de Diálogo Nacional.

En relación a la cuestión en Sudán y Sudán del Sur, en este período, como resultado de las discusiones que se realizaron a raíz de los Informes que sobre el particular presentó el Seretario General, el Sr. Ban Ki-moon, se efectuaron ocho sesiones, se aprobaron dos resoluciones y se adoptaron dos declaraciones.

El Consejo de Seguridad en su resolución 2271 (2016) decidió prorrogar hasta el 15 de abril de 2016 las medidas impuestas por los párrafos 9 y 12 de la resolución 2206 (2015), y reafirmó las disposiciones contenidas en los párrafos 10, 11, 13, 14 y 15 de dicha resolución, relativas, entre otras cosas, a las medidas que deben adoptar los Estados miembros de la organización para impedir la entrada a sus territorios o el tránsito por ellos de las personas designadas por el Comité, y en materia de congelación de activos. Además, se acordó prorrogar hasta el 1 de julio de 2016 el mandato del Grupo de Expertos enunciado en el párrafo 18 de la resolución 2206 (2015) y se expresó la intención del Consejo de examinar ese mandato y tomar medidas apropiadas sobre otra posible prórroga a más tardar el 1 de junio de 2016.

Además, el Consejo reconoció como un adelanto importante los avances registrados en cumplimiento de las medidas enunciadas en la declaración S/PRST/2016/1, entre ellos los referentes a la aplicación de las disposiciones de seguridad de Yuba, en particular el regreso a Yuba (Sudán del Sur) de algunos miembros del Movimiento de Liberación del Pueblo del Sudán en la Oposición. Paralelamente, subrayó la necesidad de tomar medidas, según lo establecido en la declaración, para el pleno alcance de las disposiciones en esta contempladas. Además, se instó a todos las partes involucradas a realizar esfuerzos por poner en práctica, y de forma íntegra, el Acuerdo para la Solución del Conflicto en la República de Sudán del Sur.

Con respecto a Libia, mediante la resolución 2273 (2016), los Estados miembros del Consejo aprobaron la prórroga, hasta el 15 de junio de 2016, del mandato de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL, por su sigla en inglés), bajo la dirección del Representante Especial del Secretario General, de conformidad con los principios de la titularidad nacional, al tiempo que reconocieron la necesidad de restablecer la presencia de la UNSMIL en Libia, y la importancia de establecer las disposiciones de seguridad necesarias a tal efecto. Asimismo, se solicitó al Secretario General informar, en un plazo de 60 días tras la celebración de consultas con las autoridades libias, sobre las recomendaciones para el apoyo de la UNSMIL a las etapas posteriores del proceso de transición de Libia y las disposiciones de seguridad de la UNSMIL.

Como parte de las disposiciones adoptadas, se exhortó a los Estados –mediante la resolución S/RES/2278 (2016)- a apoyar al Gobierno de Consenso Nacional de Libia, cuando este lo solicite, proporcionándole la asistencia necesaria en materia de seguridad y desarrollo de la capacidad, en respuesta a las amenazas a la seguridad que enfrenta el país, así como los retos para derrotar al Estado Islámico, los grupos que le han jurado lealtad, Ansar al-Sharia y otros grupos asociados con Al-Qaida que operan en Libia.

En resumen, el Consejo de Seguridad aprobó un total de quince resoluciones, nueve en marzo y seis en el mes de abril, las cuales fueron:

  • S/RES/2270 (2015): No proliferación - República Popular Democrática de Corea
  • S/RES/2271 (2015): Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/RES/2272 (2015): Operaciones de Mantenimiento de la Paz
  • S/RES/2273 (2015): La situación en Libia
  • S/RES/2274 (2015): La situación en Afganistán
  • S/RES/2275 (2015): La situación en el Somalia
  • S/RES/2276 (2015): No proliferación - República Popular Democrática de Corea
  • S/RES/2277 (2015): La República Democrática del Congo
  • S/RES/2278 (2015): La situación en Libia
  • S/RES/2279 (2015): La situación en Burundi
  • S/RES/2280 (2015): Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/RES/2281 (2015): La situación en República Centroafricana
  • S/RES/2282 (2015): Consolidación de la paz después de los conflictos
  • S/RES/2283 (2015): La situación en Costa de Marfil
  • S/RES/2284 (2015): La situación en Costa de Marfil
  • S/RES/2285 (2015): La situación relativa al Sahara Occidental

En total se aprobaron cuatro declaraciones:

  • S/PRST/2016/1: Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/PRST/2016/2: Mantenimiento de la paz y seguridad internacionales
  • S/PRST/2016/3: Informe del Secretario General - Sudán y Sudán del Sur
  • S/PRST/2016/4: Consolidación de la paz en África Occidental
  • S/PRST/2016/5: La situación en el Medio Oriente

En cuanto al tipo de sesión, un 40,8% fueron informativas, un 32,7% de adopción y un 18,4% de debate. En relación a lo adopción de medidas, en el 53,1% de las reuniones no se tomaron acciones de ningún tipo. Es decir, no se presentaron proyectos de resolución ni declaraciones por parte de la presidencia. 

Cuadro 1

Tipo de sesión y productos, marzo-abril, 2016

Tipo de Sesión

Marzo

Abril

Producto

Marzo

Abril

Adopción

9

7

Comunicado

2

2

Debate

4

5

Declaración

2

3  

Información

11

9

Resolución

9

6

Privada

2

Sin acción

13

13

Fuente: Elaboración propia con datos del Consejo de Seguridad, 2016.

Principales temas de debate

En el período bajo estudio, del total de sesiones efectuadas un 18,4% fueron debates abiertos, en los cuales se trataron nueve temas, entre los que destacan, por el número de reuniones celebradas, dos: lucha contra el terrorismo y la situación en el Medio Oriente incluida Palestina. A continuación se presenta una síntesis de las intervenciones, tanto de los cinco miembros permanentes del Consejo, como de los dos países latinoamericanos que integran este órgano como miembros no permanentes en representación del Grupo de América Latina y el Caribe (GRULAC).

Amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por actos terroristas

El 14 de abril el Consejo, bajo la Presidencia de la República Popular China, celebró una sesión abierta para debatir sobre las amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por actos terroristas. Si bien no se adoptó ninguna disposición, en los discursos pronunciados se reconoció que ante el desafío que representa para la paz y la seguridad internacionales el terrorismo, las Naciones Unidas impulsa una serie de acciones para hacerle frente.

Desde el seno del Consejo, por ejemplo, se han aprobado –en los dos últimos años- resoluciones pioneras contra el Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS, por su sigla en inglés) que, entre otros, tienen como objetivos cortar la entrada y salida de combatientes terroristas extranjeros de las zonas de conflicto, y abordar las principales fuentes de financiación de grupos terroristas como el petróleo, las antigüedades y los secuestros. Además, se han efectuado reuniones –con mayor frecuencia- para abordar los distintos elementos de la amenaza y establecer un enfoque más amplio para combatir el terrorismo con eficacia.

Cabe destacar que, como parte de los esfuerzos, las conversaciones y negociaciones han dejado de ser un asunto exclusivo de diplomáticos, por el contrario, con la celebración de la primera reunión de Ministros del Interior del Consejo de Seguridad, para reforzar la seguridad de las fronteras, y la primera reunión de Ministros de Finanzas, para restringir el acceso de ISIS a los fondos, se dio inicio a un proceso de lucha con diferentes actores y diversos frentes.

Por otro lado, como parte de los esfuerzos encabezados por el Secretario General, Sr. Ban Ki-moon, se ha sentado una base indispensable para la acción internacional mediante el Plan de Acción para Prevenir el Extremismo Violento. En línea con lo anterior, la Asamblea General sigue fomentando el consenso sobre la forma de avanzar bajo los auspicios de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo y se acordó iniciar, en junio, las negociaciones sobre la mejor forma de aplicar la Estrategia, partiendo del Plan de Acción.

A las acciones señaladas, se suman las medidas impulsadas por la coalición mundial para luchar contra el Estado Islámico del Iraq y el Levante (EIIL).

Pese a los esfuerzos reseñados, las posiciones de convergencia y la existencia de instrumentos necesarios para el Consejo de Seguridad, en la práctica, la lucha contra el terrorismo internacional dista de ser ideal. Las razones residen en gran parte en la propagación sin precedentes de ese flagelo en el Oriente Medio y en África Septentrional. En esa región, en la que se llevan a cabo planes políticos procedentes del exterior, que entre otras cosas ha causado una erosión de las instituciones gubernamentales y la afluencia de recursos para las fuerzas de la oposición y la propagación incontrolada de armas y municiones, se ha desencadenado un aumento sin precedentes en la radicalización de la población local. Varios Estados están dispuestos a utilizar a los terroristas como medios para presionar a los gobiernos legítimos, y la dualidad de criterios en la evaluación de las actividades de los radicales ha provocado un desborde de grupos como el EIIL y Jabhat Al-Nusra.

Por tanto, se reconoce que aún queda mucho por hacer para derrotar por completo a los terroristas. Es necesario el fortalecimiento de la coordinación y la cooperación entre los Estados. La complejidad del fenómeno, la frecuencia y la atrocidad de sus actos y sus gravísimas consecuencias son un llamado a multiplicar los esfuerzos de la comunidad internacional para proteger a sus ciudadanos. Por ello, debe también contemplarse la participación de las organizaciones de la sociedad civil, del sector privado, del mundo académico, de las instituciones educativas, de los dirigentes comunitarios y religiosos, de los jóvenes y las mujeres.

La situación en el Medio Oriente incluida la cuestión de Palestina

Además de las sesiones efectuadas, el Consejo destinó un espacio en su agenda para celebrar –también bajo la presidencia de la República Popular China- un debate público sobre la situación en el Medio Oriente, incluida Palestina. En esta ocasión, una vez más, los Estados recalcaron su compromiso con la paz en el Oriente Medio y la promoción de dos Estados: Israel y Palestina.

En tal sentido, se exhortó a los dirigentes palestinos, en público y en privado, a hacer todo lo posible para luchar contra todas las formas de incitación y condenar de forma explícita los atentados terroristas. Asimismo, se manifestó oposición, por parte de los Estados,  a las actividades de construcción de asentamientos puesto que “son incompatibles con el compromiso del Gobierno israelí de buscar la solución de dos Estados”. Además, se reconoció que para reavivar el proceso de paz, la cuestión de lograr la unidad palestina es especialmente importante. Así pues, se acogió con beneplácito las reuniones entre representantes de Fatah y Hamas, celebradas en Doha y en El Cairo en febrero y marzo, para debatir la formación de un Gobierno de unidad nacional y la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

Los Estados reconocieron que, la violencia estructura las relaciones entre los israelíes y los palestinos, ya sea por los actos de terrorismo, los ataques individuales o el peso de la ocupación. Este distanciamiento, entre los pueblos palestino e israelí, alimenta la radicalización de la opinión pública, que al parecer ya no cree en la posibilidad de una coexistencia pacífica de dos Estados.

A las acciones e iniciativas que se han impulsado, desde diferentes instancias y por distintos actores, se suma –como una de las más recientes- el anunció del Presidente de la República  Francesa de organizar en París a comienzos de junio una reunión ministerial que reuniría especialmente a los miembros del Cuarteto, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, la Liga de los Estados Árabes, y a otros actores regionales y europeos. Esa reunión tendrá tres objetivos. Primero, reafirmar el respaldo de la comunidad internacional a la solución biestatal y a los principios básicos de la solución del conflicto. Segundo, recoger los compromisos concretos que podrá aportar la comunidad internacional. Y tercero, definir el calendario, los objetivos precisos y el método para celebrar una conferencia internacional. El propósito de la conferencia será sentar las bases del reinicio de un proceso de negociación dentro de un marco acordado internacionalmente.

Referencias

Consejo de Seguridad. 2016. Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Sitio oficial, en http://www.un.org/es/sc/. Washington, Organización de las Naciones Unidas.

ONU. 2016. Organización de las Naciones Unidas. Sitio oficial, en http://www.un.org/spanish/terrorism/index.shtml. Washington, Organización de las Naciones Unidas.